Educación de la voluntad 4


La tercera destreza voluntaria es tomar decisiones. Eso es tan difícil para un niño como lo es para un adulto. El niño lo quiere todo y la salida del pensa¬miento mágico en que todavía vive, el aprendizaje del principio de realidad, supone aprender que no se pue¬de tener todo. Hay sentimientos que dificultan la toma de decisiones, por ejemplo, el miedo. Liberarse de los miedos es un aprendizaje necesario para todos, pequeños y adultos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Qué significa ser hijo? y ¿Ser padre?