La educación de la voluntad 2




El niño debe en primer lugar, aprender a controlar sus impulsos y a regular sus emociones. Estos son los consejos que da Terry Brazelton:
1. Debe asegurarse de que su hijo le está prestando atención.
2. Deje claro que debe renunciar a dicho impulso: «No puedes cogerlo». O, si llega un poco tarde: «Pon eso donde estaba».
3. Si es necesario, deténgale físicamente para que no lleve a cabo el comportamiento no de¬seado.
4. Cuando es posible, ofrézcale una alternativa al niño. «Coge eso otro».
5. Que la alternativa sea una oferta de tomar o de¬jar, no una negociación.
6. Siga la evolución del niño. Tarda en ser capaz de obedecer.
7. Simpatice con su decepción. «Que desagrada¬ble es no poder hacer todo lo que queremos, -verdad?»
8. Ayúdele a comprender por qué no puede cumplir su deseo.
9. Consuélele y asegúrele que poco a poco apren¬derá a controlarse a sí mismo.
10. Como a lo largo del día tendrá que decirle mu¬chas veces «no», intente encontrar alguna oca¬sión para decirle «sí».
11. No considere la insistencia de su hijo un ataque personal. Intente averiguar lo que está inten¬tando aprender a través de su mal comporta-miento.
12. Comparta con los demás adultos la responsabi¬lidad del aprendizaje de las normas.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Qué significa ser hijo? y ¿Ser padre?