Aceptar a los demás allí donde se encuentren


El verano ha comenzado. Tenemos por delante una gran oportunidad de nuevas experiencias, nuevos encuentros, nuevos ratos para conocernos y para conocer en mayor profundidad a los que tenemos cerca.
Tenemos tiempo para estar con nuestros hijos, tiempo para compartir con nuestras parejas,tiempo para los hermanos, para los padres y para los amigos.

Pero, esta etapa también conlleva aceptación de los demás, de los hábitos y costumbres, de los pensamientos y afectos, en definitiva, de la toda la persona con la que nos escontramos. Me pregunto, ¿por qué nos resulta (me resulta) tan difícil aceptar a los demás en el lugar que se encuentran en su proceso vital? John Powel, en el libro "El verdaero yo en pie" dice: El razonamiento qe hecamos es el siguiente: si aceptamos al otro donde está, es posible que no quiera moverse de ahí, que se sienta autosatisfecho, que no intente mejorar. De alguna manera, esta tentación parece tener coherencia lógica, pero la verdad humana y psicológica, es bastante distinta. La verdad humana es que, enfrentados a la inaceptación y a la desaprobación, lo más probable es que nos quedemos anquilosados, pues tendremos pocas ganas o fuerzas para autosuperarnos y crecer. En cierto modo, si los demás insisten en mostrarnos su decepción y ofrecernos constantes consejos para que cambiemos, nos sentiremos despojados de nuestra fuerza.... "La alimentacón adecuada para el crecimiento personal es la aceptación y el estímulo amoroso de los demás, no el rechazo ni las sugerencias impacientes de mejora.".p.101

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Qué significa ser hijo? y ¿Ser padre?

Conócete a tí mismo