Escribir es reescribir


¿Cómo escriben los escritores inexpertos? ¿Y los expertos?

Así lo muestran numerosas investigaciones: los escritores inexpertos (tanto los
jóvenes como los adultos) revisan poco su texto y esencialmente prestan atención
a los problemas externos y superficiales del borrador, como la ortografía. Muchos
se imaginan que, para un experto, escribir es crear un texto bien elaborado a la
primera, expresando el sentido buscado inmediatamente y con precisión. Consideran
de manera implícita escribir como un don personal o una competencia a la que cada
uno apunta de manera natural. Perciben el trabajo sobre el texto ya producido como
una manifestación de un trabajo imperfecto, inacabado: una falta de dominio del
arte de escribir.
Por el contrario, el análisis de las prácticas reales de escritura, incluidas las de los
expertos, prueba en la mayoría de casos que se trata de un proceso lento, laborioso,
lleno de idas y venidas, a lo largo del cual el texto escrito es objeto de reescrituras
constantes. Cada palabra, cada frase, cada párrafo es re-interrogado, sopesado e
incluso reorganizado de forma más o menos decisiva. Según el propósito perseguido,
el hilo conductor del texto puede ser revisado y la organización modificada. En
función de una imagen más precisa del público destinatario, los recursos lingüísticos
y las estrategias aplicadas pueden modificarse considerablemente. Es un poco como
si en el texto ya escrito, el borrador, el primer intento, no fuera más que un punto de partida que permite ir más allá en la elaboración del pensamiento y en la precisión de la comunicación.

Tomado de Leer.es "Escribir es reescribir"

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Qué significa ser hijo? y ¿Ser padre?

Conócete a tí mismo