Para decir "no" a tiempo


Decir "no" es una tarea educativa propia de los padres, muy necesaria e importante en la educación actual. Parece que decir "no" es hacer de malo de la película y a nadie le gusta este papel. Pero no podemos escaquearnos. Un "no" a tiempo es muy importante.

Pero para que los "noes" tengan sentido tenemos que tener el cuenta:
- decir "no" a cosas verdaderamente importantes. ¿Cuál es lo importante en mis familia?
- decir "no" a tiempo.
- decir "no" pero ofrecer alternativas. ¿
- Reforzar lo positivo. ¿Sólo me fijo en lo que hace mal mi hijo? ¿Sólo le digo lo que hace bien?
- Mantenernos en el "no" aunque eso suponga un sacrificio para nosotros. ¿Amenazo a menudo y no cumplo lo que digo? ¿Utilizo el "te vas a quedar sin.... sólo para meter miedo?
- Ser espejos: si digo "no" a algo, nosotros tampoco debemos hacerlo. ¿Soy buen modelo de lo que pido a mis hijos?
- Prudencia: cuando digo "no" tengo que comprender los motivos del comportamiento del otro. ¿Intento comprender y dar sentido a los comportamientos que observo en mi hijo?
- Criterio y anticipación: las normas, límites y rutinas de la semana se organizan anticipan así los niños/as saben cuáles serán las consecuencias.
- No dejarnos llevar por malestar, enfados o estados de ánimo diario, el "no" tiene un sentido que previamente hemos razonado y explicado.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Qué significa ser hijo? y ¿Ser padre?