miércoles, 6 de junio de 2012

Estallidos emocionales

" Llevaba un mes comportándose bien. Hoy teníamos excursión y se mostraba interesado. Preguntaba y se mostraba colaborador. Pero al llegar al colegio se enfadó con un compañero. Le dije que se iba a quedar sin la salida de mañana. De repente, se puso furioso y el primer cristal que tenía a mano lo rompió. Menos mal que no se cortó. Cuando el pregunté, qué le había pasado, dijo que no sabía. Me enfadé y no supe lo que hacía."

"Si estoy cerca del profesor, me encuentro mejor. Me siento protegida y tranquila", decía. Pero con los iguales, no es así, su mundo emocional es muy cambiante y muy brusco. Cuando alguien la rechaza o la dice, no. Se pone nerviosa, tensa. Salta, agarra, y hace daño porque tiene mucha fuerza.  "La retorció el brazo todo lo que pudo". Solo si hay un adulto cerca, consigue volver a retomar el control."

Estos son algunos ejemplos de estallidos emocionales que hemos pasado estas semanas. Estamos cansados, o presionados por exámenes, o quizá anticipamos que el verano se hace largo y solitario para algunos niños.
Su vida familiar, sus condiciones personales, su mundo interior es complejo, revuelto y desordenado. Por eso, tanto estallido emocional.

He encontrado un artículo que me ha resultado interesante al respecto en la revista " Cuadernos de Pedagogía" del mes de Mayo:


La cólera infantil: un maremoto emocional

No hay comentarios:

Publicar un comentario

También te puede interesar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...