martes, 4 de septiembre de 2012

Empezar el curso mejorando la comunicación con nuestros hijos y con nuestros alumnos

Aprender a escuchar es una de las habilidades sociales básicas para poder comunicarse en el colegio, en la familia, con los amigos,... A veces, estamos presentes pero no escuchamos. Tenemos prisa y no escuchamos.

Podríamos distinguir varios tipos de escucha, cuay diferencia principal está en los efectos que provocan en los demás:

- Escucha de traición: estoy escuchando y sigo comunicación para juzgar, opinar, culpabilizar, cuestionar, minimizar, burlarse, negar,... Esta repuesta provoca enojo, rabia. Nos molesta que nos escuchen así.
- Escucha de buenas intenciones: estoy escuchando y sigo la comunicación aconsejando, dando soluciones, calmando, convenciendo, compadeciendo, animando,....Está respuesta no molesta, pero tampoco ayuda a mejorar el estado emocional del interlocutor, menteniendo el mismo estado emocional.
- Escucha empática: estoy escuchando atentamente buscando comprender, atender, apoyar. Podríamos decir que es una escucha auténtica, activa, sin interrupciones y poniéndonos en el lugar del otro.
- Escucha circular: comenzamos con escucha empática y luego  seguimos con escucha de buenas intenciones.





Una propuesta para la mejora del clima familiar o del clima del aula es mejorar la escucha entre todo. Buscar estrategias que mejoran la escucha empática y circular será beneficiosa para todos.

Actividades:
- Rincón de la silla boca-silla oreja
- Asamblea: pido la palabra- escucho tu palabra
- Mensajes en mi correo: cómo estoy y cómo están mis compañeros/as
- El truco de la escucha de verdad: buscar el momento adecuado, mirar a los ojos, no interrumpir, no dar consejo si no me lo piden, no juzgar, comprender.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

También te puede interesar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...