Aspectos innatos en nuestra forma de ser

Hace unos años, Stella Chess y Alexander Thomas, psicólogos de la Universidad de Nueva York, siguieron la evolución de 136 niños desde su nacimiento hasta su edad adulta. Y concluyeron que existen nueve aspectos del modo de ser que son innatos: el nivel de actividad (excitabilidad e irritabilidad); la regularidad en los ritmos biológicos (dormir, comer, hacer sus necesidades...); las reacciones ante nuevas situaciones; la adaptabilidad a los cambios; la capacidad de respuesta (mayor o menor intensidad); la susceptibilidad a los estímulos (luz, ruidos...); el humor (alegre, sombrío...); la capacidad de distracción y la persistencia en la consecución de un objetivo. 

Estos nueve aspectos se combinan de modos diferentes y dan lugar a cuatro categorías de temperamentos:  
- Fácil. 
- De adaptación lenta.
- Combativo. 
- Activo. 

Descubrir en cuál de estos cuatro temperamentos encaja mejor tu hijo te servirá como una buena referencia a la hora de tratarle en el día a día. Pero recuerda que estas categorías son sólo una base. No las consideres un dato inmutable ni las uses para etiquetar a tu niño, porque la realidad es más compleja y él está en un proceso continuo de desarrollo.

Tampoco hay que olvidad cuál es nuestro temperamento. Éste determina en parte el modo en que reaccionas con tu hijo, ya que entre vosotros existe una influencia mutua.

Documento tomado de http://www.crecerfeliz.es/Ninos/Educacion/educar-a-tu-hijo-segun-el-caracter

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Qué significa ser hijo? y ¿Ser padre?

Conócete a tí mismo