Barra de vídeo

Loading...

miércoles, 21 de noviembre de 2012

Beneficios de la lectura en voz alta

La lectura en voz alta aporta muchos beneficios, tanto para quien lee como para quien escucha. Pero beneficia especialmente a los niños ya que para ellos leer en voz alta es especialmente significativo ya que les anima a explorar los libros y a convertirse en lectores por sí mismos.

Los 10 principales beneficios de la lectura en voz alta para los niños:

  1. Facilita el desarrollo de la percepción auditiva y la concentración;
  2. Permite la adquisición de un vocabulario amplio que les ayuda el aprendizaje de la lectura independiente y del lenguaje en general: estructuras gramaticales, estilos lingüísticos, etc.
  3. Al escuchar,mejora la capacidad de autoexpresión. Al aprender vocabulario nuevo, los niños podrán expresar sus ideas y sentimientos. Este tipo de habilidades para comunicarse son clave para el éxito en la vida.
  4. Ejercita la imaginación. El hecho de oír y escuchar lo que les estamos leyendo sin ver los dibujos estimula enormemente el desarrollo de la imaginación y la creatividad. En su mente, los niños, pondrán imagen y color a lo que oyen.
  5. Aporta conocimientos conceptuales (colores, formas, sonidos, letras, números).
  6. Ofrece a los niños información y comprensión del mundo. Despierta en los niños ideas nuevas y conceptos culturales, permitiendo que se desarrolle su curiosidad y su capacidad crítica, así como sus propios intereses e identidad.
  7. Disminuye la falta de concentración y atención, al tiempo que, al escuchar, aumenta la comprensión.
  8. Leer a los niños les anima a leer por sí mismos. La habilidad y el deseo de leer pueden mejorar mucho la calidad de la vida de una persona.
  9. A través de la lectura, el niño desarrolla su personalidad, formando criterios y le ayuda a relacionarse mejor socialmente.
  10. Cuando el niño tienen edad para leer él mismo en voz alta, le ayudará a superar el miedo, aumentar su autoconfianza, si su intervención se produce de manera natural sin ser forzado.
Tomado de Sara Tarrés Corominas 
Fuente: http://www.mamapsicologainfantil.com

0 comentarios:

Publicar un comentario