martes, 5 de enero de 2016

Noche de Reyes



Sus hijas ya andaban por los 18. Poco de lo que su padre propusiese les interesaba. Incluso sólo por haberlo dicho su padre lo iban a rechazar. Pensaba que no volvería a ser importante en sus vidas.


Así que decidió salir a ver la Cabalgata de Reyes.  No dijo nada. Se puso el abrigo y salió de casa. Entonces, antes de que se cerrara la puerta del ascensor,  se oyeron dos voces: “Espera papá. Vamos contigo. Hay una magia que nunca se pierde”.


Feliz Noche de Reyes

No hay comentarios:

Publicar un comentario

También te puede interesar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...